Marina Garcés. Ilustración Pol Rius https://eldiariodelaeducacion.com/2020/04/02/el-control-social-sera-uno-de-los-grandes-ganadores-de-la-pandemia

  • La filósofa Marina Garcés cree que con la crisis del coronavirus saldrán reforzados los populismos y los movimientos clasistas y excluyentes. Reflexionamos con ella sobre la huella que dejará la alerta sanitaria en nuestra sociedad

Marina Garcés es doctora en Filosofía y profesora de la Universitat Oberta de Catalunya. Cree que ahora estamos asistiendo, al mismo tiempo, a dos realidades contradictorias: redes de apoyo mutuo y policías de balcón. Ante esto, considera que si gana el miedo y la sospecha entre vecinos, habremos dado un paso más hacia una sociedad autoritaria. Señala también que uno de los grandes beneficiados de esta pandemia será el control social, justificado por una mayor seguridad para la ciudadanía ante los peligros externos.

¿Cree que la crisis de la Covid-19 ha mostrado la fragilidad del sistema?

Lo que nos muestra de manera muy cruda la crisis de la Covid-19 es que el capitalismo global, que parece un sistema muy poderoso, se basa en grandes capas de precariedad económica, social, material, sanitaria… Es una precariedad individual y estructural, porque también afecta el estado en que se encuentran los servicios de atención pública en diferentes países del mundo. Es un sistema basado en la actividad y el crecimiento, pero cuando tiene una patología no puede detenerse, cuidarse ni cuidar de las vidas que cotidianamente expolia y explota. Tampoco las de aquellos que ha dejado al margen, como las personas mayores. Más que la fragilidad del sistema, lo que nos muestra es la desigualdad y la violencia social sobre la que funciona nuestra normalidad.

Read More →

César Rendueles https://elpais.com/elpais/2020/03/27/opinion/1585301613_468266.html 29 marzo

La crisis sanitaria amplía el poder policial en nuestras instituciones y normaliza el acoso social. Tenemos una patrulla ciudadana tras cada visillo. La España de los balcones es el país de los chivatos de terraza

Martín Elfman

Marea roja es una película de 1995 cuyo argumento gira en torno al conflicto que estalla en un submarino atómico norteamericano entre el capitán de la nave y el segundo de a bordo, en el contexto de una crisis internacional que amenaza con desencadenar una guerra nuclear. Al poco de empezar la misión se produce un incendio en el submarino. Mientras los equipos de emergencia tratan de sofocar el fuego, el capitán pide al resto de la tripulación que realice unos ejercicios de combate. Su ayudante se desespera hasta el límite de la insubordinación ante lo que le parece una irresponsabilidad en una situación crítica. Cuando todo acaba, el capitán le explica que ese era el momento idóneo para hacer unas maniobras, lo más parecido que cabía imaginar a las condiciones de estrés y caos que se dan en una batalla real. Read More →

No es una guerra, es una catástrofe. Para esta batalla no se necesitan soldados sino ciudadanos; y esos aún están por hacer. La catástrofe es una oportunidad para ‘fabricarlos’

Santiago Alba Rico / Yayo Herrero 22/03/2020  https://ctxt.es/es/20200302/Firmas/31465/catastrofe-coronavirus-guerra-cuidados-ciudadanos-ejercito-alba-rico-yayo-herrero.htmSe ha impuesto con inquietante espontaneidad la metáfora de la “guerra” como imagen y justificación de las radicales medidas tomadas contra el virus. Conte en Italia, Macron en Francia, Sánchez e Iglesias en España han declarado la “guerra” al virus o han hablado sin cesar de una “situación de guerra”. En nuestro país, al mismo tiempo que se desplegaba el Ejército en algunas ciudades, hemos visto al portavoz de Sanidad, Fernando Simón, escoltado en las ruedas de prensa por el JEMAD general Villarroya, cuyas intervenciones, por su parte, adoptan muchas veces el tono de una arenga de trinchera: habla de una “contienda bélica” y de una “guerra irregular” en la que todos “somos soldados”, invocando una “moral de combate” y reivindicando los “valores militares” para afrontar la amenaza colectiva. Read More →

Desde la declaración del estado de alarma no dejan de suceder acontecimientos que animan a la reflexión, empezando por la utilización del miedo como método de amordazamiento hasta el análisis de nuestro propio comportamiento personal y colectivo. Pero hay algo que llama poderosamente la atención: las ruedas de prensa que, diariamente, ofrece el llamado Equipo técnico del comité de gestión de la crisis del Gobierno.

Endika Zulueta   21 mar 2020   https://www.elsaltodiario.com/coronavirus/estamos-guerra-pero-yo-no-soy-soldado-covid-19-insumision

Rueda de prensa posterior a la reunión del Comité de Gestión Técnica del Coronavirus. Foto: Moncloa/Borja Puig de la Casa

La puesta en escena es brutal: un médico, Fernando Simón, rodeado —con apariencia de secuestrado— de un general del ejército —al que el médico le da la palabra el primero—, un alto mando de la guardia civil (otro militar), y otro alto mando de la policía nacional, junto a una sola mujer —María José Rayo, a la que le dan la palabra la última para hablar de los transportes—. Tampoco es gratuita. Tras una breve e insulsa —se intuye que muy a su pesar— intervención del médico, llegan los que parecen formar el núcleo duro del equipo. Y así todos los días de esta crisis/guerra.

El pasado viernes 20 de marzo, el jefe del Estado Mayor de la Defensa, general del aire Miguel Ángel Villarroya, comenzó su intervención —no improvisada, previamente escrita— diciendo crípticamente, mientras tuteaba a los televidentes, que “hoy es viernes en el calendario, pero en estos tiempos de guerra, o crisis, como queráis llamarlo, todos los días son lunes”. En su discurso declara que estamos en guerra y formamos parte del ejército bélico, “en esta guerra irregular y rara que nos ha tocado luchar, todos somos soldados”, y se muestra positivo con que la sociedad vaya acogiendo valores que entiende que son patrimonio del mundo militar. Aplaude la “disciplina” que estamos mostrando, “todos comportándose como soldados en este difícil momento”, afirma que “el espíritu de servicio no es exclusivo de los militares”, animando a que les copiemos, y “que todos nos comportemos como soldados”. Read More →

“¿Se puede estar en guerra contra un virus? Y sobre todo, ¿es el lenguaje belicista una buena estrategia para atajar una pandemia?”

“El miedo nos hace aceptar que hay fines que justifican cualquier medio, sea cual sea, implique o no violaciones de derechos humanos”

“Frente al odio y al miedo que alimentan las guerras, esta crisis requiere extremar los cuidados, la conciencia de los otros y la solidaridad”

Leila Nachawati https://www.cuartopoder.es/ideas/2020/03/22/no-es-una-guerra-leila-nachawati/

Cada día, a las 20.00, miles de personas salen a aplaudir en sus balcones. / Efe

“Esto es una guerra”. “Estamos en guerra contra esta enfermedad”. “En la guerra al virus, jamás nos doblegaremos”. En el contexto actual de pandemia, representantes políticos de distintos países han recurrido al marco de la guerra para representar la urgencia de la situación que vivimos. Pedro Sánchez y Pablo Iglesias en España, Emmanuel Macron en Francia, Boris Johnson en Inglaterra, Donald Trump en Estados Unidos…  Se suceden, en el marco de los estados, anuncios de medidas en clave de “tiempos de guerra”, sin que parezca cuestionarse si este marco es el más adecuado para afrontar una crisis que afecta, aunque con distintas repercusiones, a la humanidad en su conjunto.

¿Se puede estar en guerra contra un virus? Y sobre todo, ¿es el lenguaje belicista una buena estrategia para atajar una pandemia? Read More →

El Colectivo Estudiantil Alternativo, organizador del acto, anuncia que seguirá adelante con la celebración y denuncia la deriva autoritaria del rectorado.

El rectorado de la Universidad de Salamanca (USAL) ha prohibido un acto sobre el caso Altsasu en la universidad, organizado por el Colectivo Estudiantil Alternativo (CEA), y que iba a contar con la presencia de Altsasu Gurasoak. Con todo, desde CEA han anunciado que seguirá adelante con el acto el 27 de febrero en otro lugar, que todavía no han concretado.

Néstor Prieto, miembro de CEA, explica que llevaban meses preparando el acto y que el rectorado era perfectamente conocedor de ello. El rectorado de la USAL ha argumentando su decisión en base a que es un caso judicializado. “Hay un sesgo ideológico, es un caso de censura”, denuncia este miembro de CEA. Para confrontar la versión del rectorado, Néstor Prieto expone varios ejemplos de actos amparados o promocionados por la universidad como un acto de camapaña del PSOE o una conferencia en torno al Procés, en la que participó Mariano Rajoy. “Al parecer el Procés no debe estar en los juzgados, el señor rector debe ser la única persona que no ve las noticias”, ironiza.

Read More →

Nadie o casi nadie cuestionaría el uso de la violencia legítima contra una violencia ilegítima. El problema, por tanto, no es la violencia sino la legitimidad

<p>Principios.</p>

Principios. Malagón 22 de Octubre de 2019

“La violencia nunca está justificada”, titulaba Ignacio Escolar una entrada en su blog el pasado 19 de octubre. Se refería, claro está, a lo que estaba ocurriendo en Barcelona, no en Santiago de Chile, Quito o Sinaloa, pero se supone que su observación era de alcance universal o carecía, al menos, de sesgo eurocéntrico. No puedo decir nada contra las buenas intenciones que desprenden sus palabras: las suscribo por completo, o casi por completo. Pero suscribo las intenciones, no las palabras. Con las palabras, discrepo.

La criminalización de la protesta no es, por tanto, un fenómeno reciente, ni es fruto del conflicto catalán. Obedece a una necesidad intrínseca del sistema político español

La violencia nunca está justificada, cierto. Salvo cuando lo está. De hecho, la gran cantidad de tiempo y espacio que nuestros gobernantes emplean en advertirnos de que la violencia nunca está justificada sólo se justifica, a su vez, por la necesidad de justificar cierto uso de la violencia. Esto puede parecer un lío, pero no lo es tanto: lo que se quiere decir, en el fondo, es que, como esa violencia no está justificada, tenemos que aplicar esta que sí lo está. Como hay gente quemando contenedores sin legitimidad para hacerlo (violencia injustificada), tenemos que disolver legítimamente esos grupos de incendiarios y, en la medida de lo posible, detenerlos (violencia justificada). Nadie o casi nadie cuestionaría el uso de la violencia legítima contra una violencia ilegítima. El problema, por tanto, no es la violencia sino la legitimidad.

Read More →

Ignacio Sánchez-Cuenca es pesimista sobre las posibilidades de alcanzar una solución dialogada y no traumática a la crisis producida en Cataluña. Hace un año, publicó el libro ‘La confusión nacional’ en el que describía lo que considera que fue un fallo sistémico de la democracia española a la hora de encarar los desafíos planteados por esa comunidad autónoma desde varios años antes del referéndum del 1-O.

Un año después, la sentencia del Tribunal Supremo plantea otro momento decisivo. El profesor de Ciencia Política de la Universidad Carlos III cree que el veredicto nos aleja de la búsqueda de «cualquier punto intermedio en el que las partes puedan encontrarse». Su último libro publicado es ‘La izquierda: fin de (un) ciclo’.

 

Read More →

kaosenlared.net

Por Joaquín Martínez

 

La reacción de la juventud en Catalunya no estaba prevista en ningún guión. La respuesta del consenso, culpar a los incendiarios, sí estaba prevista, pero ha dejado de funcionar.

Barcelona. Viernes 18 de octubre de 2019. Termina la jornada de las Marchas por la Libertad y bajamos por Passeig de Gracia hasta el cruce con Ronda Sant Pere. Cientos de personas permanecen en ese lateral de El Corte Inglés. Unos metros más allá, colindando con Plaça Urquinaona, arde una gran barricada. La gente interrumpe de vez en cuando sus charlas para silbar al helicóptero de la policía, permanentemente acosado por punteros láser.
Al otro lado de la línea de batalla, grupos de manifestantes se enfrentan a la policía desde primera hora de la tarde, momento en que la Policia Nacional ha creido oportuno cargar contra una sentada pacífica de jovencísimos estudiantes, insultando, aporreando y deteniendo.

No. No son anarquistas insurreccionalistas, aunque los hay, como siempre los ha habido en Barcelona, la Rosa de Fuego. Tampoco son infiltrados, aunque también los hay, como siempre los ha habido en un país con tan extenso y lleno de mierda alcantarillado de Estado.

Read More →

Industria armamentística

En los últimos cuatro años, el complejo industrial militar español ha incrementado sus exportaciones de armas en un 20% con respecto al ciclo 2009-2013.

Acción GreenPeace Moncloa Pedro Sánchez
Activistas de Greenpeace despliegan un cartel en Madrid.
Redacción El Salto  publicado 2019-03-12 06:15:00

España es el séptimo exportador de armas a nivel mundial y el tercero que más ha crecido en los últimos cuatro años. Según el informe anual publicado el 11 de marzo por el Stockholm International Peace Research Institute (Sipri), la industria armamentística española copa el 3,2% del mercado internacional, lo que le sitúa solo por detrás de Estados Unidos, Rusia, Francia, Alemania, China y Reino Unido y por delante de Israel e Italia.

Entre 2014 y 2018, el 42% del material se exportó a Australia, el 13% a Turquía y el 8,3% a Arabia Saudí. Esos tres países fueron los principales clientes de la industria armamentística española en ese periodo.

España no aparece en el ránking de los principales países importadores, pese a que el gasto per cápita en material de defensa ha experimentado un leve repunte en los últimos años. En 2017, el Estado ejecutó un gasto de 14.462 millones de euros en compra de armamento, la cifra más alta desde el año 2012, y equivalente al 1,2% del Producto Interior Bruto.

Read More →