Cuando el poder ruge, tiene miedo – Público.es.

…Por ejemplo: el sentido más difundido identifica seguridad con no ser atracados por la calle, no sufrir el asalto de nuestras casas, no temer por nuestras vidas”. En esa focalización reposa la impostura, pues “se trata de una creencia inducida con un objetivo concreto, la desconfianza hacia nuestros iguales, porque en los medios oficiales nunca se habla del miedo a ser desahuciados de nuestras casas o a perder nuestro trabajo”, amenazas mucho más comunes, pero incómodas para los depositarios del poder político…

… En vez de ser sujetos de derechos, parecemos estar sujetos a derecho. La vida cotidiana se militariza para sostener la hegemonía de los intereses privados frente a consideraciones de carácter público; la ideología de la seguridad funciona como superestructura de dicha militarización…

…Cuando el poder ruge, es que siente pánico a perder sus privilegios. Su primera reacción estriba en convertir en falta administrativa o delito toda manifestación de rebeldía, aunque sea pacífica, bajo la excusa de alterar el orden público y la seguridad individual. Entre estas manifestaciones figuran parar desahucios, la ocupación de establecimientos públicos, los escraches, la convocatoria de movilizaciones a través de las redes sociales…

… En la actualidad, la desobediencia es el único recurso para garantizar derechos fundamentales amenazados, como cuando se para un desahucio gracias a la presión popular. Una herramienta cotidiana para dotarnos de los derechos que el poder nos pretende arrebatar…

… las leyes injustas pueden aprobarse, pero también puede impedirse su aplicación; por eso, el miedo está cambiando de bando. Ellos no mandan si nosotros no obedecemos…

Barcelona Metrópolis | Alicia García Ruiz | Entrevista con Enzo Traverso: “La historia puede transformarse en un ‘arma del poder’”.

…Tenemos una nueva hermenéutica histórica, muy empobrecedora, que se ha impuesto en las últimas décadas y que consiste en mirar al pasado como un relato binario en el que se oponen verdugos y víctimas. Se trata de una manera de pensar el pasado que vacía un conjunto de actores históricos que no son descriptibles como verdugos ni como víctimas. Entre ambas figuras hay otros actores que pueden, por ejemplo, obstaculizar a los verdugos o ayudar a las víctimas. Creo que esta reducción se relaciona con la vigencia en las últimas décadas de un nuevo metarrelato que se ha nutrido del fin de las ideologías, un relato político e ideológico que es una visión muy conformista del pasado. Lo reduce a una época de guerras, totalitarismos, genocidios y violencia. Se trata de una manera de legitimar negativamente las formas de dominación del presente. Así, si se considera que el siglo XX ha sido el siglo de los totalitarismos, habrá que reconocer a continuación el mundo neoliberal como el mejor de los posibles, sin alternativas, porque las utopías son totalitarias, etcétera, etcétera…

…Pero siempre existe el peligro de que esas leyes construyan un acercamiento muy conformista al pasado. El pasado se presentaría como algo muy establecido y no se favorecería una reflexión permanente sobre la manera en la que el pasado todavía sigue vivo en el presente. Muchas veces ese conjunto de leyes memoriales constituye el espejo de una sociedad, de sus obsesiones y de sus huecos de memoria, y favorece tensiones en lugar de suavizarlas. Una política de la memoria se traduce en leyes que pueden ser simplemente declarativas, pero que son leyes a fin de cuentas, enfocadas sobre unos acontecimientos a costa de otros. Por ejemplo, en Francia la memoria del holocausto nazi es protegida por leyes represivas, pero la memoria de los crímenes del colonialismo francés es ignorada…

 

Sabino Ormazabal Elola
GALDE
http://galde.eu/

“No existe” (1). Vale. De lo que vamos a hablar ahora dicen que “no existe”. Si existiera, se podría entender mejor a Fray Tito, sobre el que Eduardo Galeano relataba que “en vano deambulaba buscando algún lugar, algún rincón del templo o de la tierra, donde no resonaran los truenos de esas voces atroces que no lo dejaban dormir”. ¿Cómo podía probar Fray Tito el origen de esas secuelas, si no hay tal?… Terminó suicidándose.

Un número considerable de personas que estáis leyendo GALDE la habéis sufrido en propia carne, tengáis la opción política que tengáis ahora. O la habéis conocido de cerca, en familiares, en la cuadrilla… No es exclusiva de aquí. Es una práctica muy extendida, a nivel mundial.

Si se reconociera su existencia tambalearían muchos principios y discursos, así como muchos sumarios instruidos por la autoinculpación y/o la inculpación a terceras personas. ¿Cómo evocar lo que no se quiere rememorar? Si hubiese titulado estas líneas mencionándola, probablemente habríamos pasado de página.Carcel-san-luis-11 Read More →

Las familias aportan casi 50 veces más a las arcas públicas que las grandes empresas

Gravar más a los que más tienen, elevar el tipo efectivo a las grandes empresas o recuperar el impuesto a las grandes fortunas, medidas propuestas por Intermon para crear “una sociedad más equitativa”

Las familias aportaron un 91,52% de la recaudación de 2011 (último años del que existen datos desagregados), mientras que las grandes empresas sólo contribuyeron en un 1,98% a la recaudación total del Estado en ese mismo período. Es decir, que las familias aportaron 46 veces más que las grandes corporaciones, según un estudio hecho público hoy por Oxfam Intermon. En 2012 (últimos datos disponibles pero no desagregados por tipos de empresas) la tendencia se mantiene: los ciudadanos españoles aportaron al Estado 139.737 millones de euros, lo que supone el 90,76% de los ingresos totales del Estado. Sin embargo, en el mismo ejercicio, tan solo el 9,24% de lo recaudado provino del conjunto de las empresas, con un total de 14.529 millones.

http://www.oxfamintermon.org/sites/default/files/documentos/files/TantoTienesTantoPagas.pdf

 

¿Hay que guardarse la memoria en el bolsillo?

¿Es el 15-M un movimiento desmemoriado, “adanista”? ¿Qué memoria se rechaza y qué memoria habría que reactivar para inventar otra democracia y otra vida en común?

Proclamación de la República en Sol, febrero 1931

Proclamación de la República en Sol, febrero 1931

La des-memoria del 15-M

Mi amigo J. L. bajó exultante a la Puerta del Sol el 17 de mayo de 2011. “Quería celebrar lo que había pasado”, me explica, refiriéndose a la reocupación masiva de la plaza después del desalojo policial de la madrugada. Llevaba para ello una botella de whisky en un bolsillo para compartir con los amigos desalojados y una bandera republicana en el otro. Pero la fiesta no era tal y como la imaginaba. No llegó a sacar ninguna de las dos cosas. Según entró en la puerta del Sol, se dio cuenta de que “esto no es un botellón”, como indicaron luego los carteles, y que allí, por primera vez, la enseña tricolor estaba fuera de lugar, la cosa no iba de banderas. Cerró las cremalleras de ambos bolsillos. ¡Cualquiera entendía aquello inmediatamente!  Read More →

Isabel Camacho     eldiario.es        25/02/2014 – 22:49h

 

Yo he visto cosas que vosotros no creeríais: padres envueltos en negro recién llegados de Extremadura o Andalucía para acompañar el féretro de un chaval, guardia civil: su hijo asesinado. A gudaris valientes respondiendo silentes a jóvenes que les insultaban por manifestarse contra la barbarie de ETA. A Arantxa Lasa, una mujer atrapada en el dolor y la rabia por la muerte de su hermano enterrado en cal viva por los hombres del general Galindo. Compañeros de universidad detenidos y maltratados por compartir su vida con alguien que una vez conoció a alguien que conocía a otro que conocía a un etarra. A un miembro del servicio  de información de la Guardia Civil queriendo vender una historia para pagar el tratamiento de una madre enferma. A compañeros periodistas a los que un atentado les obligó a abandonar su hogar y transformar su vida en otra ciudad.   Read More →

 

Desde su laboratorio de estudio de conflictos en Nueva York, Bartoli encabeza el grupo de expertos de Estados Unidos que analiza el Plan de Paz y Convivencia del Gobierno Vasco

 

Humberto Unzueta – Domingo, 16 de Febrero de 2014 -NOTICIAS DE GIPUZKOA

-No hay un relato único acerca de nada en la historia de la humanidad, porque somos muchos. Comprendemos la historia de forma muy diferente. No puede haber una historia oficial y burocrática que no permita ningún otro relato. Debemos de abstenernos de enmarcar la historia en términos de vencedores y vencidos. El paradigma del pasado era contar la historia desde el punto de vista de los ganadores, los poderosos y los conquistadores, pero en las últimas décadas nosotros como familia humana hemos aprendido a apreciar la historia de las víctimas, de esos que han sufrido, de esos que no han tenido voz para contar su lado de la historia, que tanto nos ha conmovido. Necesitamos unir fuerzas en contar las historias adecuadamente, auténticamente y respetuosamente. Lo importante es que haya espacio y oportunidad para que esos relatos sean reconocidos.

Donostia – Lleva media vida o más dedicado a la resolución y el análisis de conflictos en todo el mundo. Su actual trabajo en el Instituto de Análisis y Resolución de Conflictos de la Universidad George Mason, en Washington, mantiene su mente atrapada en la observación y el análisis de situaciones de violencia en diferentes partes del planeta, entre ellos Euskadi. Pero también ha hecho trabajo de campo como mediador en los conflictos de Burundi, Sudán, Angola y Mozambique. Andrea Bartoli forma parte de la Comunidad cristiana de San Egidio, que en su día medió entre el Gobierno de Aznar y ETA y el Ejecutivo de Zapatero y la banda armada. Colaboró con el lehendakari Ibarretxe y actualmente lidera el equipo de expertos de Estados Unidos que analiza el Plan de Paz y Convivencia del Gobierno Urkullu.

 

Usted aboga por la transparencia y la apertura del proceso. ¿Cómo se hace eso en una cuestión tan complicada como esta?

 

El Plan abre diferentes posibilidades y escenarios. El desacuerdo inicial de los partidos incrementará la transparencia y la apertura del proceso. Hace un llamamiento a la responsabilidad y la necesidad de dar una respuesta argumentada a las críticas que se plantean.

 

¿Qué opina sobre el último pronunciamiento de los presos de ETA aceptando la legalidad penitenciaria y reconociendo su culpabilidad?

 

-No me corresponde valorar los detalles de esta declaración, pero creo que la asunción pública de responsabilidades es una gran contribución para abordar el relato del pasado. Read More →

RAÚL ZIBECHI   América Latina   Fuente: La Jornada

Me interesa destacar la tendencia a la militarización. El secuestro de los derechos. La criminalización de la protesta. Los de abajo vivimos en un estado de excepción permanente, siguiendo la máxima de Walter Benjamin. La militarización no es ni transitoria ni accidental, no depende de la calidad de los gobiernos ni de su discurso ni de su signo ideológico. Se trata de algo intrínseco al sistema, que ya no puede funcionar sin criminalizar la resistencia popular.

 

El reciente informe de Oxfam Gobernar para las élites muestra con datos fehacientes lo que venimos sintiendo: que la democracia fue secuestrada por el uno por ciento para ensanchar y sostener la desigualdad. Confirma que la tendencia más importante que vive el mundo en este periodo de creciente caos es hacia la concentración de poder y, por tanto, de riqueza. Read More →

Uno de los elementos que más ha marcado al país vasconavarro en los dos últimos siglos ha sido la violencia política explícita, actuando como factor importantísimo en relación con la evolución político-ideológica en general del territorio, así como en relación con el posicionamiento de las personas ante las alternativas en pugna. Fernando Mikelarena,  Historiador y profesor en la Universidad de Zaragoza – Jueves, 6 de Febrero de 2014 –

“…nuestra sociedad no podrá liberarse de las rémoras más dolorosas de su pasado hasta que los fantasmas de la violencia política, y con ellos la pretensión de que el ejercicio de la misma sirve para la imposición de proyectos políticos, consigan definitivamente desvanecerse.”

 

El recuerdo de la Guerra Civil.

El recuerdo de la Guerra Civil. (NG)

Aunque que en la Guerra de la Independencia los componentes de enfrentamiento interno entre sectores de la misma población vasca fueron enmascarados por la violencia exógena de los franceses, en aquella contienda quedó claramente configurado el discurso contrarrevolucionario que apelaría a la defensa de la religión católica y de las tradiciones y al exterminio de los liberales autóctonos. Tras 1814 y la restauración absolutista después del breve episodio constitucional, se abren las espitas para la división abierta, conduciendo a diferentes guerras civiles ciertamente cruentas. Read More →